lunes, 25 de julio de 2011

MAESTRIA EN EDUCACIÓN

TALLER DE LÍNEA:


GESTIÓN EDUCATIVA – CURRÍCULO





TRABAJO PRODUCTIVO-CREATIVO


INDIVIDUAL-INDEPENDIENTE





-APORTES-3


Cohorte 4





TEMÁTICA: Educar en la era planetaria.


La educación planetaria es:

Ø  Conservadora: en defensa de la vida, la cultura y la identidad de los pueblos.

Ø  Revolucionaria:  pues debe buscar el perfeccionamiento de la sociedad-mundo

Ø  De progreso resistente a todo medio que dañe la sociedad o la integridad de las personas.

Ø  Problematizadora y en continuo movimiento al pensarse el desarrollo.

Ø  Vive en el presente sin desconocer las realidades del pasado y consciente de la incertidumbre del futuro.

Ø  Inserta y activa en la política de la complejidad, pues es allí es dónde se puede preparar o sustentar para la vida.

Ø  Creadora de conciencia cívica local-planetaria.

Podemos entender en esta concepción de educación la enseñanza como una misión de amor más que una función y una profesión y la finalidad, ciudadanos protagonistas, conscientes y críticamente comprometidos con la construcción de una civilización planetaria.

                                                               Santiago Gaviria Y.



"hay que conocer la historia para no repetir los errores"  no es suficiente para cambiar la humanidad.  Se requiere de apertura, de unión, de trabajo colectivo, de pensar en plural y multidimensionalmente.  Puedo ser consciente de mis errores, pero si me forma de pensar y actuar es la misma, seguro el cambio no vendrá.



El compromiso de la educación es inmenso, toda vez que es ella quien de una u otra manera jalona los procesos de cambio, siempre y cuando la humanidad así lo desee y tenga conciencia que todo tiene que ver con todo.  Es un asunto de voluntades políticas y de conciencia social para la herencia que le dejaremos a las generaciones futuras.

                               Betty García G.



“El eros permite dominar el gozo ligado al poder, en beneficio del gozo ligado al don (Morín, 2002)”. La frase está dedicada al quehacer del educador. La interpreto así: nuestro compromiso y amor por esta labor limita la posible desmesura por el gozo que implica tener el poder. A cambio recibimos el gozo por la realización del don de enseñar, de servir, de ser agentes de transformación en la cotidianidad, recibimos la satisfacción por los logros que obtenemos, lo que es nuestra mejor paga, nuestro mayor gozo. Al recibir esto dominamos una posible perversión o desmesura por poder que implica nuestro lugar en la sociedad.

                                               Argiro Velasquez P.



Con esto es relevante considerar que ambas mundializaciones optimizan sus componentes en provecho de la dinámica global, con sentido de pertenencia a una patria terrestre y una ciudadanía planetaria, por lo cual las dos  son antagónicas pero inseparables.

                        Sara Truque P.


Descargar en:
https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGVmYXVsdGRvbWFpbnxjb21wbGVqaWRhZGludmVzdGlnYWNpb258Z3g6NmZkZDE5MGM1NTgyZTY0Nw