martes, 24 de abril de 2012

MAESTRIA EN EDUCACION


SEMINARIO CURRÍCULO II

Desarrollo y Gestión Curricular



TRABAJO PRODUCTIVO-CREATIVO

INDIVIDUAL-INDEPENDIENTE



-APORTE-

Dayan Catalina Alzate Franco.

Cohorte-4


REFLEXIÓN SOBRE LOS APORTES DE UN ANÁLISIS CURRICULAR


Para definir lo que significa currículo, algunos autores a través de los años han hecho sus respectivos aportes, entre ellos:   Shores (1970), Hilda Taba (1974) y Gimeno sacristán (1984), entre otros.

Para esta reflexión tendremos en cuenta los aportes de Lawrence Stenhouse de su libro La investigación como base de la enseñanza (1987), en el cual propone “Un curriculum, si posee un valor, expresa, en forma de materiales docentes y de criterios para la enseñanza, una visión del conocimiento y un concepto del proceso de educación. Proporciona un marco dentro del cual el profesor puede desarrollar nuevas destrezas y relacionarlas, al tiempo que tiene lugar ese desarrollo, con conceptos del conocimiento y del aprendizaje”.

Teniendo en cuenta esta definición y al remitirnos al análisis curricular que se llevo a cabo con la institución Concejo de Medellín, considero que es un currículo aterrizado a la realidad de su comunidad educativa, que piensa permanentemente en sus necesidades y trata de basar su conocimiento y aprendizaje en la propia experiencia.

Aunque los currículos de las Instituciones Educativas tienen bases epistemológicas y conceptuales diferentes, creo que en la actualidad su definición dentro del PEI debe ir direccionado a articular los sujetos, la cultura y los procesos educativos involucrados en el mismo.

Es importante resaltar que el currículo analizado no es un currículo como los que comúnmente se pueden observar en otras instituciones, en ésta se piensa un diseño curricular que toma en cuenta elementos del currículo por competencias y del currículo problematizador, desde los cuales es necesario trabajar la pregunta problematizadora, que como su nombre lo dice, son preguntas que plantean problemas con el fin, no solo de atraer la atención de los alumnos, sino que su principal objetivo es fomentar la investigación constante y generar nuevos conocimientos  en el aula. Podría decirse que ellas son el motor  que impulsan la búsqueda y creación de un nuevo saber en el aula.

Lo anterior a mi criterio hace que sea un curriculo dinamizador de los procesos eduactivos; retomando un poco lo que Stenhouse propone en “La investigacion como base de la enseñanza” en la Institucion existe un esfuerzo por generar condiciones para la democratización del acceso al saber y para que el poder que se genera en la construcción de conocimiento circule en los diferentes estamentos, proponiendo relaciones bidireccionales.

Asimismo, es importante resaltar la intención en el planteamiento de los planes de estudio como estructuras investigativas interrelacionadas y transversales, a través de las cuales se pueden identificar las competencias de los estudiantes, fortalecerlas y permitir que la evaluación se enfoque en aspectos amplios que propenden por su formación.

Para concluir, es importante resaltar que el trabajo realizado en grupo fue muy motivante y gratificante, lleno de discusiones y nuevos aportes a nivel personal y profesional; el cual nos deja con suficientes bases y herramientas teóricas, pero sobretodo prácticas para posteriores trabajos, y a la Institución analizada un gran insumo para reorientar y realizar los ajustes pertinentes considerados en dicho análisis.

Realmente fue un seminario productivo que nos deja las puertas abiertas y a la expectativa de  otros conocimientos teóricos y prácticos para poner en marcha a nivel laboral.





Referente bibliográfico

STENHOUSE, L. (1987) La investigación como base de la enseñanza. Ediciones Morata, S. L. Madrid.