martes, 24 de abril de 2012

MAESTRIA EN EDUCACION


SEMINARIO CURRÍCULO II

Desarrollo y Gestión Curricular



TRABAJO PRODUCTIVO-CREATIVO

INDIVIDUAL-INDEPENDIENTE



-APORTE-

Liliam Eugenia Restrepo Restrepo.

Cohorte-4



CURRÍCULO E INCLUSIÓN


           

            “El curriculum en la acción es la última expresión de su valor, pues, en definitiva,          es en la práctica donde todo proyecto, toda idea, toda intensión, se hace realidad   de una forma u otra; se manifiesta, adquiere significación y valor…”  (Sacristán, 2007)



Más allá del modelo pedagógico, de la filosofía y de los valores y principios institucionales, está el currículo. El currículo, incorporado por los docentes quienes le apuestan desde sus prácticas a la inclusión o a la exclusión.

Desde lo legal, se ha venido haciendo un llamado a que las instituciones educativas introduzcan en sus documentos, políticas que apunten a la calidad y al desarrollo humano, y con ella a la dignificación de la persona, al reconocimiento de sus potencialidades y al derecho a su participación en los contextos que le son comunes.

Teóricamente todo apuntaría a que las instituciones al renovarse en sus discursos transformarían sus prácticas docentes cotidianas.

Sin embargo, es común encontrar una disyuntiva entre la teoría y la práctica, entre los discursos plasmados en el PEI y el acontecer de la escuela. Esta tensión, se debe en parte a que algunos docentes sienten y piensan que hay una sola manera de ver el mundo, de comprenderlo y de vivirlo. Desde esta óptica, vivir en un mundo pluridiverso y multicolor se torna espinoso y difícil de recorrer.

Para que los discursos de igualdad, reconocimiento del otro como sujeto de derecho, dignidad humana, solidaridad, equidad, entre otros, se vuelvan “verbo” es necesario que en “la vida vivida” se reconozca la otredad  humana.

En este sentido, el lugar del docente es fundamental ya que como lo plantea Dora Inés Arroyave: todo proceso de cambio requiere de sus conocimientos, habilidades, valores y cultura del trabajo colaborativo o en equipo, además de su pensamiento creativo y acción comprometida y apasionada.

Las instituciones educativas requieren docentes ubicados desde una posición crítica, reflexiva, proactiva y sistémica que comprendan que desde su rol de acompañantes significativos, empieza el cambio, sin esperar recetas mágicas que alivien las diferencias y remedien la desigualdad entre sus estudiantes, niños, niñas,  jóvenes y adultos que claman por ser visibilizados.

Se precisan más maestros que ayuden a eliminar las barreras físicas y/o mentales que se edifican alrededor de las personas con necesidades educativas, empoderados del currículo, que como camino, acepta, se permea, se modifica, se ajusta según el criterio del docente, a la diversidad…a la heterogeneidad…a los mundos posibles de una aula de clase.

Curricularizar la vida de la institución en aras de la inclusión, significa reconocer al otro desde sus múltiples posibilidades,  y no desde sus limitaciones, es una tarea que el docente debe asumir, no solo desde lo legal y lo teórico, sino desde lo personal, lo valorativo, lo actitudinal, es decir, desde su esencia misma, desde su mismo proyecto de vida.

            “Es indispensable que los docentes actúen convencidos de que la enseñanza no ha de ser discriminatoria ni selectiva, sino que su fin esta en lograr la inserción cualitativa de todos los alumnos a la sociedad y a la vida útil y productiva”. (Arroyave, 2001)

En la cartilla: Inclusión Educativa, Dora Arroyave plantea 10 razones sobre la inclusión, que vale la pena transcribir a modo de reflexión, de posibilidad de construir nuevas rutas que conduzcan a mejores senderos, y quizá de ser mejores seres humanos… si se quiere de sortilegio (Sortilegio proviene de “se tortis” (suerte) y “legis” (lectura) El arte de leer las señales que aparentemente suceden antes de un evento).

“El arte de leer las señales”, eso vienen siendo las siguientes razones:

1.    Todos los niños tienen derecho a aprender juntos.

2.    Los niños no deben ser subestimados o discriminados excluyéndolos o separándolos por causa de discapacidad o dificultad de aprendizaje.

3.    Los adultos con discapacidad que se describen a sí mismos como sobrevivientes de la educación especial, están demandando el fin de la segregación.

4.    No existen razones legítimas para separar a los niños en la educación. Los niños se pertenecen mutuamente con ventajas y beneficios para todos. No necesitan ser protegidos unos de otros.         

5.    La investigación muestra que los niños obtienen provecho académico y social en los ambientes inclusivos.

6.    No existe enseñanza o asistencia en una escuela segregada que no pueda realizarse en una escuela corriente.

7.    Cuando la dedicación y el apoyo adecuados se garantizan, la educación inclusiva se convierte en el empleo más eficiente de los recursos educativos.

8.    La segregación enseña a los niños a ser temerosos, ignorantes y a alimentar prejuicios.

9.    Todos los niños necesitan una educación que los ayude a desarrollar las relaciones sociales y los prepare para vivir en el seno de sus sociedades.

10. Sólo la inclusión tiene el potencial de reducir el temor y construir la amistad, el respeto y la comprensión

Todas estas posibilidades son posibles desde el currículo, el currículo encarnado por los docentes que le apuestan a la trans-formación personal y social, desde la INCLUSIÓN.